Saltar al contenido
Como Checar

Cómo salir del Buró de Crédito

En este texto veremos cómo llevar a cabo para escapar del buró de crédito, suponiendo que te encuentres en el mismo. Si no tienes idea si te encuentras, o deseas checar tu Buró de crédito tienes que entrar a la siguiente dirección:

El Buró de Crédito es una compañía privada que recolecta información crediticia sobre la gente de México. Primordialmente sugiere qué tan confiables son, según su historial, osea si fueron pagadas -y en término- deudas anteriores.

Estar en el Buró de Crédito no es algo malo de por sí, de hecho puede ser algo positivo. Estar con un óptimo puntaje es preferible que no manifestarse en absoluto: otorga superiores opciones de que se nos otorguen créditos.

Salir completamente no sería lo mejor, puesto que en ese caso las entidades que dan créditos no podrían tener forma de entender tu historial en el momento de devolverlos en el pasado, y posiblemente tampoco te lo entreguen.

Lo que buscamos es remover el historial negativo. Para llevarlo a cabo hay solo una respuesta obvia: abonar nuestras deudas para regularizarlas, y de esa forma mostrar que poseemos un historial de buenos pagadores.

¿Cuánto tardan en eliminarse las deudas en el buró de crédito?

Una vez pagadas, las deudas tienen la siguiente duración para ocultar del buró:

Tus créditos con adeudos inferiores a:

  • 25 UDIS, más o menos $ 113, se eliminan luego de un año.
  • 500 UDIS, más o menos $ 2,260, se eliminan luego de dos años.
  • 1000 UDIS, más o menos $ 4, 520, se eliminan luego de 4 años.

Empresas que “limpian el historial” del buró de crédito

Hay muchas compañias y páginas webs que garantizan un historial especial en lugar de que se les pague por ese servicio. Esto es una estafa, puesto que no hay forma de hacer mejor tu posición en el buró que no sea progresando tu accionar en todo el tiempo.

En caso de tener un mal puntaje, desgraciadamente los bancos y demás entidades no nos darán préstamos; y si lo hacen lo van a hacer con una tasa de interés bastante más grande a la elemental -para cubrirse frente nuestra falta de probabilidad. Lo destacado es intentar no endeudarse por arriba de nuestras opciones, y abonar nuestras deudas mes a mes, aguardando que la circunstancia se regularice por si misma.